VERDES EQUO DEFIENDE PONER LA ENERGÍA EN MANOS DE LA GENTE

VERDES EQUO presenta una propuesta sobre los cambios necesarios para acabar con los privilegios del oligopolio eléctrico y empezar a legislar para la gente y no para estas empresas.

Verdes EQUO Rota ha querido exponer la postura de su grupo político ante “las vergonzosas subidas de la luz que se produjeron recientemente en plena ola de frío. Aunque evidentemente este sea un tema que compete al Gobierno del Estado y en el que un Ayuntamiento lo único que puede hacer es alzar la voz para defender los intereses de la ciudadanía, hemos querido explicar lo que para las personas que componemos Verdes EQUO son las medidas más urgentes para empezar a legislar para la gente y no para las empresas del oligopolio eléctrico,” indica nuestro compañero Mateo Quirós.

Y continúa diciendo, “la premisa que consideramos fundamental es que hay que poner la energía en manos de la gente. Es una de las cuestiones a las que sin lugar a dudas debe destinarse la ingente cantidad de dinero que va a llegar de Europa en breve, para potenciar las instalaciones de energía solar en cubierta de viviendas y facilitar el autoconsumo con balance neto, de tal modo que la energía producida en cada casa serviría para abaratar de forma importante la factura de la luz. Esto supone la democratización de la energía, convirtiendo a cada persona que así lo decida en productora, pero además elimina las pérdidas del transporte de la energía, aproximadamente un 10%, porque se produce y consume en el mismo punto, y hace a la ciudadanía ganar independencia frente a las eléctricas. Por no hablar de la enorme generación de empleo que supondría una explosión de estas instalaciones o de las ventajas ambientales de la producción renovable. Obviamente esto es algo que no quieren las empresas y contra lo que llevan luchando años, incluido el torticero impuesto al sol del gobierno del PP como mayor exponente”.

“Centrándonos ahora en la factura de la luz, hay que decir que se divide en tres partes: la variable, que responde al consumo, en segundo lugar los costes fijos, que depende de la potencia contratada y por último los impuestos.

Respecto a la parte variable, el sistema que regula los precios de la energía es marginalista, esto quiere decir que la tecnología más cara que entra en cada subasta es la que retribuye al resto. Esto genera sobre-retribuciones de algunas energías como por ejemplo la hidroeléctrica o nuclear, cuyas instalaciones ya están amortizadas y sin embargo en los momentos de la enorme subida del recibo en el pasado mes de enero, se les pagó la energía al precio de la generada por gas, en un contexto internacional en el que el precio de esta materia prima está por las nubes. Habría que cambiar este sistema, con una auditoría independiente que analice los costes reales de producción de cada tecnología, y que la energía se pague en función del coste de cada una de ellas, y no con el actual sistema que facilita la manipulación por parte del oligopolio haciendo entrar siempre en el mix energético tecnologías caras para subir los precios.”

“En cualquier caso el coste de la energía, la parte variable, sólo supone el 35% de la factura. Siendo los costes fijos un 39%, que regulan principalmente los peajes de acceso al sistema, las interconexiones con las islas, o la distribución. Esta parte fija de la factura eléctrica también debería revisarse para analizar sus costes y hacerla más justa. Hay que tener en cuenta que también incluye cuestiones vergonzosas como la deuda generada por los excesos de cobro de los Costes de Transición a la Competencia (CTCs) por un importe que oscilaría entre los 2.500 y los 3.400 millones de euros. Una deuda que debieron reclamar a las eléctricas, primero el gobierno socialista de Zapatero y luego el popular de Rajoy, pero nunca lo hicieron. Un gran robo a la ciudadanía que en este país de pandereta no ha tenido aún repercusiones en los tribunales.”

“Otro ejemplo delirante es el pago, en este caso en la factura del gas, de la indemnización a Florentino Pérez por el fallido proyecto Castor de almacenamiento de gas en las costas de Tarragona. Una temeridad de proyecto que al convertirse en inviable por la generación de terremotos el Estado, con gobiernos primero de PSOE y después PP, decidieron compensar en la factura del gas para que este señor recupere la inversión realizada. El sistema eléctrico y casos vergonzosos como estos son ejemplos meridianos de los poderes que realmente mandan en este país y del claro servilismo que le muestran los dos partidos que han gobernado durante casi toda la democracia a estos poderes.”

“La tercera pata de la factura serían los impuestos que suponen un 26%, en este caso estamos de acuerdo en articular una bajada, pero no lineal como proponen otros grupos políticos, sino que tenga en cuenta el consumo por tramos, de modo que sea progresiva y fomente el ahorro de energía.”

“Todas estas necesarias reformas deben ir acompañadas por un bono social eléctrico que sea automático en su concesión al estilo de lo que se hace en Portugal en donde simplemente cruzan la declaración de la renta con el consumo de energía, y a partir de determinada renta bonifican una parte del consumo. Actualmente en España el sistema mantiene unas trabas burocráticas y un desconocimiento de buena parte de la ciudadanía que provocan un bajo acceso a esta ayuda. Por no hablar de lo vergonzoso que resulta que solo las eléctricas de referencia sean las que pueden concederlo, eso sí, bono social pagado por el conjunto de las comercializadoras. Otra prebenda más a la mafia de la electricidad en nuestro país ya que obliga a las personas que quieran acceder a esta ayuda a contratar la energía con una de las 5 grandes.”

Para terminar, desde VERDES EQUO Rota manifestamos que vistos los antecedentes en los que PSOE y PP han actuado como cómplices del robo que las grandes eléctricas han realizado y siguen realizando a la ciudadanía, lógicamente no esperamos nada de ellos. Pero sí pedimos a Unidas Podemos, que estando en el gobierno haga todo lo posible para cambiar esta situación, si no, poco se va a notar que gobierne un partido de izquierdas. Los titulares beligerantes deben plasmarse en el BOE y no solo en los medios.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *