Festivales SÍ, pero no así

El festival AlRumbo 2016 se prepara un año más, para acoger a decenas de miles de personas durante la próxima semana.

El verano lúdico y cultural es necesario, y los más jóvenes también deben disfrutar de espacios y actividades donde se reúnan y diviertan, pero en un entorno litoral,dónde miles de aves,vertebrados e invertebrados anidan,viven y se reproducen en estas fechas,no parece que sea el mejor lugar para realizar estos macroconciertos.


A
ñadir tantas personas,a los veraneantes que ya casi colapsan los servicios en época estival, produce aglomeraciones de,tráfico a la salida y entrada del festival,ruidos a los vecinos de la zona,deshechos por doquier,falta de capacidad de servicio de agua, depuración de aguas fecales, y por tanto,destrucción del ecosistema único e irremplazable.

 

Además la falta de servicios de emergencia para tal aglomeración de personas que a diario transitan por el festival, más otros tantos miles que visitan los alrededores del mismo, y la inexistencia de servicio de bomberos, dado que las dotaciones más cercanas, Sanlúcar de Barrameda y la base aeronaval de Rota no llegarían a tiempo si son necesarios sus servicios de urgencia, hacen que los mínimos sean demasiado mínimos.

 

Así mismo los servicios y aseos dentro del festival son escasos para tal número de visitantes, optando estos en muchas ocasiones, por usar las duchas de la playa con geles y lavar con detergentes platos y utensilios de cocina en los lavapies. 

Actuaciones totalmente punibles y sancionables durante todo el año por las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, menos esta semana. La ley es igual para todos y debe cumplirse los 365 días del año.

 

Un total despropósito que pagamos todas las personas, para único beneficio de los promotores del festival.

Mirar hacia otro lado desde las instituciones, tampoco resuelve sino que acrecenta los problemas y es una total falta de responsabilidad.

Las siguientes generaciones nos lo demandarán, cuando el paisaje esté totalmente degradado, y no puedan disfrutar de la maravilla natural que durante generaciones hemos disfrutado roteños y roteñas de nacimiento y adopción.

Dejemos de ser egoístas intergeneracionales, y colaboremos para que no matemos la gallina que nos alimenta y alimentará con sus huevos, nuestro paraíso natural.

Más info en Andalucía Información

Más info en Rota al Día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *