Equo se opone a la solución del aliviadero de la calle Écija “porque no soluciona los vertidos contaminantes”

 

 

img_30106

Si lo que se propone es la construcción de un emisario submarino, es decir, la colocación de un tubo que irá desde el aliviadero hasta 200 ó 300 metros mar adentro, el representante de Equo, Matero Quirós, ha mostrado su oposición total reivindicando que esta alternativa no soluciona en ningún caso “los vertidos contaminantes”.

Equo considera que esta  solución, que en un principio puede que acabara con el problema de olores en las calles afectadas, no puede ser la definitiva, ya que insiste en que “las aguas residuales contienen plásticos, residuos químicos de productos de limpieza o los herbicidas utilizados por el Ayuntamiento para fumigar calles y aceras con glifosato de la firma Monsanto, que puede afectar a corto y largo plazo la flora y fauna acuática, según hace constar el propio fabricante del producto en su etiquetado”.

Dado que a Equo y a otros partidos y colectivos locales, se les informó del estudio realizado por Aqualia, empresa de la que depende Aremsa encargada de la depuración de las aguas en el municipio, el representante de esta formación asegura que “la parte positiva de la reunión fue constatar que el Ayuntamiento, al aceptar que el informe se llamara  ‘Estudio de soluciones a las inundaciones de la calle Écija y al vertido de las aguas residuales al mar’, haya reconocido por fin que los vertidos llevan aguas residuales, cosa que negaban alegando que únicamente vertían  aguas de lluvia”.

Ante esta situación, Equo Rota pide al Ayuntamiento que se replantee esta solución buscando alguna otra que permita la depuración de las aguas que se vierten al mar entendiendo que “el coste asociado a esta construcción no resolverá el problema de cara al turismo,  ya que las mareas traerán a la playa el agua contaminada, con el consiguiente peligro en la salud de los bañistas  y menos aún a nivel medioambiental, ya que nuestro mar  no tiene capacidad infinita y tanto plásticos, aceites o productos químicos no los puede eliminar”.

Para Mateo Quirós, en términos económicos es un gasto para todos los roteños “que no soluciona la contaminación de nuestro litoral, y sigue poniendo en peligro la subsistencia de las generaciones futuras”, de ahí, su oposición a esta posible solución que han aprobado todos los miembros de
la Corporación.

Para mas información de la noticia clikea aquí:

Comentarios cerrados.