EQUO Rota Verdes solicita al pleno el rechazo a la Directiva de servicios que afecta gravemente a la autonomía de las autoridades locales

Las instituciones de la UE están negociando estos meses nuevas reglas del mercado único que podrían tener un severo impacto negativo en la toma de decisiones en los parlamentos, asambleas regionales y ayuntamientos de toda Europa. Se prevé una ampliación de la capacidad de coerción que la Comisión Europea podría usar contra municipios y autoridades locales de todos los países de la Unión Europea. 
La Comisión propone hacer cumplir la Directiva de Servicios, también conocida como la Directiva Bolkestein, de una manera nueva y extremadamente intrusiva: quiere el derecho de aprobar o negar las leyes propuestas por autoridades locales y nacionales, así como otras medidas cubiertas por la directiva. Y la directiva cubre una amplia gama de temas: leyes de planificación de la ciudad, medidas de suministro en temas de vivienda, suministro de energía, suministro de agua, gestión de residuos y mucho más.
Si finalmente las instituciones europeas aprueban esta Directiva, provocará atrasos innecesarios en el abordaje de las necesidades sociales y quedarán más limitadas todavía la democracia local y la capacidad de los ayuntamientos para llevar a cabo políticas sociales, laborales y ambientales a favor de nuestras ciudades. Invocando que atenta contra la libertad de mercado, la Comisión podría llegar a prohibir, por ejemplo, crear una empresa pública de agua o de energía, remunicipalizar su  gestión, regular los pisos de uso turístico, aplicar medidas para garantizar el derecho efectivo a la vivienda, o incluir determinadas cláusulas sociales y ambientales en la contratación pública.
¿Cuál es el procedimiento?
• El Procedimiento de Notificación propuesto obligaría a las autoridades públicas a informar y solicitar la aprobación de la Comisión Europea de cualquier nueva medida reglamentaria que afecte a los servicios, tres meses antes de tomar la decisión, en lugar de informar después como hasta ahora era el procedimiento. La Comisión Europea evaluaría y tomaría una decisión vinculante sobre si las medidas violan la Directiva de Servicios.
• La propuesta también incluye brindar a los “interesados” (incluidas las corporaciones y sus grupos de presión) la oportunidad de comentar sobre las medidas notificadas por las autoridades públicas, aumentando así el poder de cabildeo corporativo sobre la toma de decisiones democráticas en los parlamentos, asambleas regionales y ayuntamientos de toda Europa.
 
Por todo ello desde EQUO creemos que: 
• Los ciudadanos y ciudadanas deben poder decidir por sí mismas sobre su municipio a través de sus representantes electos.
• El procedimiento propuesto es desproporcionado y está en desacuerdo con el principio de subsidiariedad, así como la obligación de la UE de respetar el autogobierno regional y local, tal como se describe en el Tratado de Lisboa.
• Los municipios tienen un papel crucial que desempeñar en la solución de los problemas sociales y ambientales de Europa así como en la profundización de la democracia con la participación activa de la ciudadanía.
• La Directiva también retrasa innecesariamente la toma de decisiones locales.
 
Y por todo ello, desde EQUO Rota Verdes hemos solicitado que la Corporación Municipal en pleno, adopte el siguiente ACUERDO: 
1.- Muestre el rechazo a la nueva Directiva de servicios que afecta gravemente a la autonomía de las autoridades locales y, por lo tanto, representa una amenaza para la democracia local.
2.- Promueva activamente esta posición, en colaboración con la coalición más amplia de actores sociales y políticos opuestos a la Directiva.
 
E invitamos al alcalde y concejalas: 

• A defender activamente los intereses de los y las ciudadanas del municipio de Rota frente al intrusismo de la Comisión Europea

Para ver la intervención de nuestro compañero Mateo Quirós y la respuesta del Alcalde, pincha Aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *