EQUO Rota Verdes espera que Ciudadanos eleve al Parlamento andaluz la propuesta de instalar máquinas de retorno de envases

La propuesta a pleno de Ciudadanos sobre la instalación de máquinas para el retorno de envases, es para EQUO un acierto, no nos cabe otra que alegrarnos por la iniciativa, que ya fue elevada a pleno desde el grupo municipal en el que EQUO trabajó en la anterior legislatura, Sí se Puede Rota, en marzo de 2016 y aprobada.

Además de insistir en ruegos y preguntas durante dicha legislatura sobre la situación de dicha instalación de máquinas de retorno de envases, se convocó una reunión entre el delgado de medio ambiente Sr. Puyana, la empresa, el concejal de Sí se Puede Moisés Rodríguez y el representante de EQUO, Mateo Quirós, en la que se avanzaron diferentes posibilidades para su implantación en Rota, sin que hasta la fecha se haya avanzado en la misma.

Aprovechando la moción que se debatirá el jueves próximo, desde EQUO queremos explicar a la ciudadanía el funcionamiento de la recogida de residuos urbanos:

Lo que se deposita en el contenedor gris le cuesta dinero al Ayuntamiento que debe pagar a la empresa que recibe los residuos en la planta de Miramundo, mientras que lo que se deposita en los otros contenedores, aunque sea en el marco de un sistema injusto y poco efectivo, procura algún dinero al Ayuntamiento.

Vamos a explicar brevemente cómo funciona el sistema de reciclaje de los contenedores amarillos que gestiona Ecoembes:

El Ayuntamiento tiene que comprar los contenedores, los vehículos que descargan los contenedores con periodicidad suficiente para que no se colmaten, el coste de la conducción de esos residuos, con sus respectivos trabajadores, que los trasladan a la planta de transferencia, donde Ecoembes los clasifica y deriva para distintos usos, la mayor parte para incineración, dado que un porcentaje muy escaso se recicla.

Está empresa privada, el único SIG (Sistema integrado de gestión) o SCRAP como se le llama ahora, al que nos podemos adherir los Ayuntamientos Andaluces, y de la mayoría de España, está compuesta por las mismas empresas que son grandes productores de envoltorios y envases de plástico, multinacionales como El Corte Ingles, Día, Mercadona, Coca Cola, Danone, Nestlé, etc.

Eso sí, Ecoembes te posibilita campañas estupendas de difusión de su inmejorable labor por el Medio Ambiente, con las que aprovecha a promocionar su marca.

Pero lo que no dice Ecoembes, es que también revisa periódicamente los impropios, que son los residuos de envases que no tienen el punto verde oficial, y se depositan en los contenedores amarillos.

¿Qué ocurre en Rota? Que Ecoembes indica que ha encontrado muchos impropios, parte por la incorrecta separación que la ciudadanía realiza, tirando en el contenedor amarillo residuos que no corresponden, y parte porque aunque sean residuos plásticos o latas, no llevan el punto verde oficial de Ecoembes, bien por ser producidos en países fuera de la Unión Europea, como ocurre con los productos de origen Estados Unidos de los que hay bastantes en nuestra ciudad, bien porque no son considerados reciclables por Ecoembes, y retira al ayuntamiento parte de lo que nos debe pagar por el servicio que les hacemos.

Ecoembes paga al ayuntamiento según el tonelaje del servicio de recogida selectiva que lleva a la planta de transferencia una cuota fija según los habitantes, y otro % variable según el muestreo trimestral de impropios, que te dejan de pagar si supera el 25%, de ahí la tremenda importancia de separar bien en origen.

Lo mismo se repite para el contenedor de papel cartón y el vidrio.

Los Ayuntamientos están secuestrados ante Ecoembes, porque únicamente te puedes salir de este sistema de recogida de residuos, si demuestras que puedes tratar de manera independiente todo el ciclo de tus residuos que se generan en la ciudad.

La empresa Ecoembes también se beneficia económicamente del punto verde en los envases, por el que pagan los productores para cumplir con la normativa Europea, pero como el accionariado de Ecoembes contiene las mismas empresas productoras de envases, al final todo queda en casa, y por ello cuantos más millones de envases se produzcan al día, más ganan.

Resumiendo, Ecoembes cobra por la materia prima que necesita para su negocio en vez de pagar por ella, cobra a los productores por cada envase que ponen en el mercado, la ciudadanía paga el envase y realiza el trabajo de separación de los residuos en diferentes contenedores, obliga a los Ayuntamientos a gestionar el ciclo de los residuos sin gasto para su empresa, y encima supervisa y no paga si inspecciona desfavorablemete, sin avisar de las inspecciones para que el Ayuntamiento pueda cotejar si son ciertos o no los informes de impropios que presenta. Se convierte así en juez y parte, sabiendo que los municipios no pueden optar por otra solución a los residuos ni contratar otra empresa.

¿Qué hay que empezar a hacer de manera urgente?

La postura de EQUO es en primer lugar legislar para reducir la producción de envases.

En segundo lugar impulsar el uso de los sistemas de devolución, depósito y retorno como hacen nuestros vecinos del norte de Europa, que demuestra una recuperación de envases en torno al 85%, dado que el dinero del envase retorna a la ciudadanía de manera directa al introducir dicho envase a la máquina, premiando a las personas que más y mejor separen los residuos, en vez de que el beneficio se lo lleve Ecoembes o Ecovidrio.

En tercer lugar, pedimos a las administraciones central y autonómica que mejoren y amplíen estos Sistemas Integrales de Gestión, para poder implantar el Sistema de Deposito Devolución y Retorno (SDDR), complementando y mejorando con ello las tasas de recuperación acordes con la normativa Europea, lo que sin duda entendemos realizará Ciudadanos desde el gobierno andaluz, al elevar al parlamento esta iniciativa que ahora propone en Rota desde la oposición.

Más información el Rotaaldía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *