EQUO Rota Verdes interviene en el último pleno de la legislatura hablando de sus propuestas, algunas aprobadas y no llevadas a cabo

Equo Rota Verdes es un partido político que lleva trabajando en Rota desde hace 8 años, implicados en mejorar la vida de las roteñas y roteños, a través de las propuestas que hemos ido haciendo de manera regular en los plenos del Ayuntamiento de Rota desde diciembre de 2013. 

Hemos llevado muchas propuestas, hemos dado ideas, y hemos colaborado para hacer de Rota una ciudad más verde, más sostenible, más justa y mejor preparada para la transición obligada hacia otro modelo de sociedad, que queramos o no, tengamos una u otra ideología, la maltratada naturaleza nos impondrá más pronto que tarde. De hecho ya estamos inmersos en dicho cambio, ya es presente.

Estar preparados o no estarlo, esa es la cuestión, y las preguntas a las que debemos dar respuesta, es cómo afrontarlo, porque es un hecho irrefutable por la comunidad científica, organismos internacionales.

Así EQUO Rota Verdes ha intervenido en esta legislatura acerca del cambio de movilidad urbana basada en cuatro ejes, a pie, en bici, en bus-catamarán y en vehículo privado compartido. Haciendo especial hincapié en los horarios de autobús, las frecuencias de paso y las ubicaciones de paradas y marquesinas.

Hemos colaborado para que la eficiencia energética y el ahorro en el recibo de luz municipal se convirtiera en una realidad, al impulsar las reuniones entre la empresa Ecooo y el ayto, para iniciar la transición energética hacia un modelo distribuido, económicamente más barato, y ambientalmente sostenible, aprovechando nuestros enormes recursos en sol y viento que disponemos. Ahora queda desarrollar ese ilusionante futuro los próximos 4 años.

Solicitamos en repetidas ocasiones, que el plan de emergencia y evacuación de la ciudad, fuese claro, conciso y a mano de toda la ciudadanía roteña, para salvar vidas, sí, salvar vidas, en caso necesario. Nunca estaremos preparados para todo, pero es que llevamos años preparados para nada, y eso es inadmisible y queda en el debe de nuestra responsabilidad con la ciudadanía.

Hemos defendido el arbolado urbano, porque una ciudad sin árboles está peor preparada ante la crisis climática y ambiental. Hemos rechazado las mutilaciones de árboles en forma de podas salvajes, los alcorques vacíos, cuando no la retirada de ejemplares por doquier; lo de la calle Charco fue un error, pero no fue el único desgraciadamente.

Hemos propuesto en varias ocasiones un impulso decidido al comercio local, sobre todo en el centro, con numerosas medidas, y la más importante para los comercios, la peatonalización del centro histórico, que revitalizaría la zona, con más personas, mejor comercio y revalorización de las propiedades.

Hemos hablado de los planes personalizados de pago de impuestos, y la discriminación según barriadas en los mismos, hemos propuesto tasas a las empresas de energía, aprobándose en este pleno pero sin llevarse a efecto, hemos tenido reuniones con el delegado de hacienda para solicitar una bajada de tipos de interés hasta el 0% en la deuda municipal referenciada al euribor.

Hemos hablado de la defensa del bienestar animal, de los métodos de captura, esterilización y suelta como método para un control ético de las colonias felinas. Y por supuesto, hemos rechazado cualquier modalidad de festejo, feria, fiesta o similar, en el que el maltrato animal esté presente.

Hemos hablado y mucho, de sostenibilidad, de reducción del uso de plásticos, de hacer cumplir la ordenanza de playas para no pisar a cada paso una lata, vaso o litrona, proponiendo y aprobándose el estudio de instalación de máquinas del sistema de Depósito y Retorno de envases que remuneren a la gente por sus residuos convirtiéndolos en recursos.

Hemos hablado de eficiencia hídrica, para no malgastar ese recurso escaso y vital como es el agua, de su uso en los huertos vecinales ecológicos aprobados y nunca puestos en marcha.

Hemos hablado durante dos legislaturas de lo que ocurre con el electromagnetismo en esta ciudad, y de las posibles causas y por tanto posibles soluciones a acometer. Sin embargo el mapa de campos electromagnéticos aprobado en este pleno y en los presupuestos participativos de muchas barriadas, sigue sin servir de referencia, para poder realizar un estudio al respecto, por su inexistencia.

Y hemos hablado de la reducción de contaminantes hormonales, en el suelo que nos alimenta, el subsuelo que nos proporciona el agua que bebemos y en el aire que respiramos, por eso no está de más terminar recordando, que Rota fue municipio libre de glifosato durante unos meses, en una de las muchas decisiones que habrá que volver a tomar, para realizar la transición necesaria y urgente que comentamos al inicio de la intervención.

Para terminar nos gustaría agradecer a Moisés Rodríguez, concejal de Si Se Puede, este trabajo conjunto que hemos venido haciendo en estos años.

 
Aquí puedes ver la intervención de nuestro compañero Mateo Quirós:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.