EQUO Rota Verdes intervendrá en el pleno de octubre pidiendo disminuir contaminantes perjudiciales para la salud

EQUO Rota Verdes Solicitará al gobierno municipal cumpla las medidas aprobadas en pleno para reducir la exposición de los roteños y roteñas a sustancias nocivas.
 
Los disruptores endocrinos o alteradores hormonales son sustancias ajenas al organismo capaces de alterar el funcionamiento del sistema hormonal, suponiendo un claro riesgo para la salud de las personas.
 
Dichas sustancias se encuentran en numerosos productos llegándose a retirar del mercado Europeo algunos de ellos por ejemplo, los biberones de plástico con Bisfenol A, pero todavía es posible adquirir y emplear productos que cuentan con disruptores endocrinos entre sus componentes.
 
La exposición de la población a contaminantes hormonales presentes en el ambiente está relacionada con el incremento de importantes daños a la salud y enfermedades, de todo tipo, según advierte un estudio de la Organización Mundial de la Salud. 
 
Existen grupos de especial riesgo, como bebés, niños de corta edad y mujeres embarazadas, para los que es vital evitar la exposición a alteradores hormonales que puede comenzar en el mismo útero materno, dado que pasan al feto a través de la placenta y según la Sociedad Española de Salud Pública y Administraciones Sanitarias  los niveles de disruptores endocrinos presentes en el organismo de la población en España son muy superiores a los de la población de otros países.
 
Ello conlleva un alto coste para los países, derivado de las enfermedades relacionadas con disruptores endocrinos, que asciende a 157.000 millones de euros al año en Europa, según indica la Sociedad de Endocrinología.
 
Ante estos hechos resulta imprescindible la aplicación de unos principios básicos que protejan la salud pública, mediante una regulación adecuada y la implantación de políticas para reducir el riesgo. 
 
Las Administraciones locales tienen un papel fundamental en la adopción de estas medidas para reducir la exposición de sus ciudadanos y ciudadanas, siendo múltiples las áreas en que pueden demostrar su compromiso con la salud y el bienestar de la población.
 
Por ello desde EQUO proponemos seis actuaciones al gobierno municipal:
 
1. Fomentar el consumo de alimentos orgánicos en guarderías, comedores escolares y sociales y en residencias porque la alimentación es una de las principales vías de exposición a sustancias nocivas. Para reducir la exposición a contaminantes hormonales a través de la alimentación el Ayuntamiento de Rota debe fomentar en los comedores escolares y sociales, y residencias una dieta variada, que persiga reducir el consumo de pescados y carnes grasas; favorecer el consumo de alimentos orgánicos; evitar los envases que contengan bisfenol-A, ftalatos y otros disruptores endocrinos; y evitar calentar y cocinar alimentos en envases y utensilios que contengan estas sustancias (plásticos, teflón, etc.). 
El Ayuntamiento debe implantar estas medidas directamente en todos los comedores  y residencias bajo su responsabilidad y fomentar la aplicación de estas medidas en centros privados.
Una buena medida sería impulsar por fin los Huertos urbanos, moción aprobada en junio 2016 por unanimidad, y crear un círculo virtuoso entre productores y clientes finales fomentando el consumo de alimentos orgánicos y de cercania, bajo las premisas de la economía del bien común.
 
2. Informar y formar a los profesionales de la salud y educadores sobre los riesgos de los contaminantes hormonales, y sobre las principales fuentes de exposición y sobre cómo reducirla.
El Ayuntamiento debe organizar jornadas informativas y formativas   dirigidas preferentemente a los profesionales en contacto con familias, jóvenes, niños y adolescentes, como son las médicas de familia, pediatras, matronas, enfermeras y maestras, elaborando los materiales necesarios (guías, folletos, etc), para informar a estos profesionales de la importancia de la medicina ambiental y de los riesgos para la salud de la exposición a contaminantes hormonales para así poder ofrecer recomendaciones a las pacientes y alumnas de cara a reducir la exposición a estas sustancias tóxicas.
 
3. Promover el uso de productos libres de disruptores endocrinos limitando la presencia de contaminantes hormonales y otras sustancias de riesgo en las contratas y compras públicas.
Ello no solo reduciría la exposición de los trabajadores y usuarios de centros públicos, incluyendo centros escolares y sanitarios, sino que además impulsaría la presencia de productos más seguros en el mercado, y apoyará así a las empresas que ofrecen productos no tóxicos libres de disruptores endocrinos. El Ayuntamiento de Rota se debe comprometer a reducir progresivamente el uso de sustancias relacionadas en la lista de posibles disruptores endocrinos y a incluir cláusulas que eviten su uso, en los pliegos de condiciones de las contratas y compras públicas, como ya se aprobó en el pleno de abril 2017 incluyendo clausulas sociales en dichos pliegos.
 
4. Reducir el tránsito de automóviles.
Tanto los humos diésel, como otros contaminantes presentes en las emisiones de los coches, tienen capacidad de alterar el sistema hormonal.
Por tanto el Ayuntamiento de Rota debe aprobar un plan de calidad del aire con medidas eficientes y de obligado cumplimiento de reducción del tránsito motorizado como se está haciendo en más de 200 ciudades europeas, con restricciones en función de lo que contaminan los vehículos y fomentando el uso del transporte público y no motorizado, especialmente la bicicleta, en consonancia con la moción aprobada por unanimidad en enero de 2016 sobre la reducción de gases de efecto invernadero.
 
5. Promover la reducción del uso de plásticos.
Los plásticos son una de las fuentes más importantes de contaminación hormonal debido a sus componentes (bisfenol A y ftalatos entre otros). El ayuntamiento de Rota debe promover entre sus habitantes una reducción del uso de plásticos a través de campañas de información en colegios, bibliotecas, residencias y comercios. También se deben adoptar medidas para reducir su utilización en instalaciones y edificios públicos.
Y sin duda, impulsar la instalación de máquinas del Sistema de Depósito Devolución y Retorno de envases, moción aprobada también por unanimidad en abril 2016, sistema que mejoraría la economía familiar, la de las empresas locales, la salud de las personas y la del medio ambiente.
 

6. Evitar el uso de plaguicidas en espacios públicos, dejando de fumigar en parques y jardines, de usar herbicidas en espacios públicos y la fumigación de centros escolares, centros sanitarios y otros lugares públicos cerrados para no exponer innecesariamente a la población a contaminantes hormonales. Como alternativa, se deben utilizar preferentemente métodos de lucha contra plagas y de control de malas hierbas que no impliquen el empleo de sustancias químicas tóxicas, en especial el uso del venenoso glifosato, prohibido durante seis meses en Rota, aceptado de nuevo posteriormente en moción del pleno para uso en los arcenes de carreteras competencia de Diputación, y que la normativa Europea prohibe en los espacios públicos anteriormente citados. Sin embargo se sigue usando glifosatoen esta ciudad, en sus parques y jardines, en aceras cercanas a terrazas, en el carril bici, y sin señalización alguna tal y como marca la ley.

Además el uso de este veneno, se incluye en el tratamiento del 85% de los cultivos transgénicos, por eso en noviembre 2015 se trajo a pleno desde Sí se Puede la mocion para declarar Rota libre de estos cultivos, tristemente rechazada.
 
Hay dinero para fiestas y festivales de toda índole, para miss mundos, para asfaltar un solar que luego se quiere convertir en pisos, pero nunca lo hay para impulsar muchas de estas medidas aprobadas en este pleno.
El Titanic se hundió, a pesar de seguir sonando la música…
 
Más info en Rota al Día
 
Aquí la intervención de nuestro compañero Mateo Quirós y la respuesta del alcalde.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *