EQUO Rota Verdes cuenta las verdades que sobre la vaqueriza de la Avda. de la Matea que el Alcalde no se atreve a reconocer

A poco de las elecciones municipales, y viendo que se les acaba el plazo para cumplir la promesa de llevarse la vaqueriza, el Ayuntamiento solicita el cumplimiento de la resolución para el desalojo de las vacas y le es DENEGADA por el juzgado.

Desde el principio, para EQUO Rota Verdes, el caso de la ganadería de la Matea nos ha parecido preocupante, pero no éramos capaces de imaginar que se pudiesen llegar a estos extremos.

Por recapitular: Era allá por 1980 cuando la vaqueriza ejercía su actividad en lo que entonces era zona agrícola y rústica de Rota; una zona que por el propio desarrollo urbanístico de la localidad, ha quedado rodeada de viviendas. Viviendas que se permitió construir gradualmente hasta rodear a la vaqueriza, con los consiguientes inconvenientes. Pero se construyeron las viviendas (a menos de 500 m).

El 18 de marzo de 2015, el Ayuntamiento dicta una resolución de desalojo para el cese de la actividad ganadera notificándose al dueño la decisión, fruto de una promesa electoral que el entonces candidato del PSOE, hoy alcalde de Rota, hizo en campaña previa a las elecciones municipales.

El empresario dueño de la vaqueriza puso un recurso contra la resolución del Ayuntamiento pidiendo como medida cautelar que se paralizara el desalojo.

Viendo que se acercan las elecciones municipales y que va a incumplir su promesa, el 1 de octubre de 2018, el portavoz municipal, Daniel Manrique de Lara, da una rueda de prensa para comunicar la decisión de este Ayuntamiento de que la vaqueriza de la avenida de la Matea tenía de plazo hasta el pasado 30 de noviembre de 2018 para desalojar las instalaciones ganaderas y trasladar su actividad a otro emplazamiento antes de que el Ayuntamiento de Rota inicie un desalojo forzoso.

Es en este momento cuando nos ponemos en contacto con el ganadero para conocer su versión de los acontecimientos, y ver qué solución se le puede dar a este problema que afecta a tantos: los vecinos que viven junto a la vaqueriza, el ganadero y el resto de personas que viven de la explotación y las 485 vacas, que para este equipo de gobierno no valen nada, ni siquiera como seres sintientes con derecho a la vida, y a no ser tratados como un estorbo para conseguir un puñado de votos. El Ayuntamiento asegura haber actuado en todo momento conforme a la legalidad, ya que existe una resolución que da la razón al Consistorio roteño en una resolución del Contencioso Administrativo número 1 de Cádiz (sentencia no firme y recurrida al Tribunal Supremo de Justicia Andaluz TSJA).

Isabel Galavís en el pleno de ayer

Pero nos preguntamos ¿está actuando el Ayuntamiento con moralidad? Desde EQUO estamos seguras que no.

En un primer momento, el ganadero quiso trasladar sus vacas a un terreno (que se vio obligado a comprar y que seguirá pagando durante unos cuantos años más), pero unas nuevas instalaciones para una actividad de esa envergadura, supone un sobregasto desmedido (teniendo en cuenta el desembolso previo realizado en documentación, proyectos y requerimientos según normativa, y que al no recibir indemnización, resulta imposible esa opción porque la cuantía es inviable.

Siguió buscando solución, y encontró en Jerez una ganadería que va a cesar su actividad. Instalaciones que habría que adaptar a sus animales si se llegara a un posible acuerdo para el traslado. (No hay contrato de arrendamiento firmado como se ha dicho ya; sino un documento mostrando la voluntad de acuerdo).
Ya sabemos lo que va a contestar el Ayuntamiento: que el ganadero ha tenido tiempo de trasladarse (¿pero cómo? ¿Con qué ayuda?), que el Ayuntamiento está actuando conforme a la ley (aunque espero que dentro de poco dejar sin suministro a casi 500 animales sea delito), porque esto es como si en épocas pasadas dijéramos que tenemos esclavos y que actuamos conforme a la ley, pero ya saben que las leyes, las mentalidades y la sensibilidad cambia a la vez que avanzan las sociedades.
Pero lo peor estaba por llegar: el pasado mes de febrero, la explotación tuvo que soportar un corte de agua, y pocos días después, el corte del suministro eléctrico, el miércoles 27 de febrero, justo antes de un puente, y con las dificultades que supuso encontrar un generador en tan pocas horas. Si el ganadero no hubiera podido subsanar el suministro eléctrico, los animales hubieran empezado a enfermar, ya que son vacas seleccionadas genéticamente, y si no hubieran sido ordeñadas en unas horas tras el corte de luz, hubieran empezado a enfermar por infecciones en las ubres, pudiéndoles ocasionar la muerte tras un gran padecimiento. ¡¿De verdad que no son conscientes de ello?!

Y a esto se suma que en el emplazamiento vive una familia de cuatro miembros, quienes también han tenido que sufrir los cortes de suministro.
Pues así llevan desde finales de febrero… Y tras las preguntas que desde diferentes partidos políticos del arco plenario se le ha hecho al Alcalde, éste ha llegado a contestar, sin pudor ni remordimiento, que si no se van las vacas entrarán con las Fuerzas de Seguridad del Estado y se las llevarán al matadero. Para echarse las manos a la cabeza.
¿Cómo está ahora la situación? Pues a poco de las elecciones municipales, y viendo que se les acaba el plazo para cumplir la promesa de llevarse la vaqueriza, el Ayuntamiento solicita el cumplimiento de la resolución para el desalojo de las vacas y le es DENEGADA por el juzgado de lo contencioso administrativo nº 2 de Cádiz, suspendiéndose la resolución que acuerda la ejecución, por lo tanto paraliza el resto de actuaciones y les tienen que devolver los suministros a la vaqueriza.
No es un recurso a la desesperada, es un recurso frente al procedimiento de ejecución forzosa que ha iniciado el Ayuntamiento desde octubre…

El ganadero ha opuesto porque son claramente contrarias a derecho, porque pretende actuar el ayuntamiento como una apisonadora, en vez de permitir una salida digna sin perjuicio ni para él ni para los vecinos. De modo que amenaza con el sacrificio de casi 500 animales, con el corte de luz y agua, así como con la retirada del REGA (Registro de Explotaciones Ganaderas), y curiosamente se pide la retirada del REGA por carecer de los suministros que el mismo ayuntamiento les ha quitado (increíble).
Frente a ese procedimiento de ejecución, cabía recurso contencioso administrativo y (no a la desesperada) sino como una vía perfectamente legal y hábil.
Con lo que si la ejecución se ha suspendido, corresponde la reanudación de los suministros y la paralización por parte del Ayuntamiento de todos los trámites que haya iniciado como consecuencia del procedimiento ejecutivo. Y no sabemos a qué están esperando… ¿AHORA NO SE OBLIGA A CUMPLIR LA ORDEN DE UN JUEZ? Porque la luz ya le han notificado que se la van a devolver, pero FCC Acualia, la empresa suministradora del agua, dice que no puede restituir el suministro si no recibe la orden del Ayuntamiento de Rota, en calidad de titular del Servicio Municipal de Aguas, y Administración ordenante de la suspensión del suministro.

Si las vacas votasen, no estaríamos aquí hablando de esto.

En el siguiente video, la intervención de la compañera Isabel Galavís en en el Pleno de Rota, y la respuesta del Alcalde llena de mentiras y manipulaciones. Parece que este tema le pone nervioso. Ni menciona a la vacas; lo dicho, las vacas no votan :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *