Equo pide en pleno que el Ayuntamiento impulse la movilidad sostenible y el uso de la bici

carril biciPromocionar la bicicleta como un medio de transporte habitual y no sólo para un uso de recreo o deporte, con las ventajas que ello conlleva en lo que se refiere a contaminación y ahorro de combustible e incluso en salud para el que la usa, es el eje de la petición que Equo Rota presentó al pleno municipal en el apartado de intervenciones ciudadanas.

Para ver la intervención del pleno  clikea aquí:

Según explica este partido, lo único que se pide es que el Ayuntamiento ponga en marcha medidas que realmente permitan que la bici sea un medio de transporte usual, que comparta calzada con los vehículos de motor, siempre poniendo limitaciones en la velocidad, y que en definitiva, se regularice su uso para conseguir una movilidad sostenible.

A este respecto, Equo ha dejado claro que Rota cuenta con las características urbanas que facilitarían que la bicicleta fuera un modo de moverse por la localidad adecuado que complementaría el transporte público y por ello, ha pedido que se pongan a trabajar en serio para conseguir este fin. Para ello, el portavoz de Equo, Mateo Quirós, ha recordado que ya la concejal María de los Ángeles Sánchez manifestaba en marzo de 2011 que Rota había quedado desde 2002 adherida al Programa de Sostenibilidad Ambiental Urbana Ciudad 21 (impulsado por la consejería de Medio Ambiente), y que este tenía como objetivo mejorar la calidad de vida de los ciudadanos del municipio mediante la implantación de medidas relacionadas con el medio ambiente urbano, iniciando así el camino para avanzar hacia un desarrollo sostenible. Como consecuencia de aquello, indica Quirós, se construyó el carril bici del paseo marítimo para comunicar el casco urbano del municipio con las vías ciclistas ya existentes. Una medida que para este partido no sólo es insuficiente sino que además, al quedar su uso limitado a sólo 8 meses del año, eliminando esa posibilidad de transitar durante los meses estivales, es inadecuada sobre todo, porque colocar las chapas metálicas que indican por el suelo la senda del carril bici, costó más de 140.000 euros.

Si prohibir el paso de bicicletas por el paseo marítimo se fundamenta en que en verano  hay un mayor número de personas por esta zona, por esa regla de tres, dice Equo, se debería prohibir el paso de vehículo por el casco antiguo que también se multiplica. Razones que no son serias para este partido que insiste en que el Ayuntamiento tendría la obligación de impulsar el uso de medios de transportes más sostenible y ayudar así a la menor contaminación del entorno y a tener una ciudad más limpia.

Su propuesta a pleno irá en este sentido, tal y como ya ha lanzado en más de una ocasión esperando que esta vez, los miembros del gobierno local se pongan a trabajar en estas medidas y se haga un esfuerzo por compatibilizar todos estos criterios dentro de la Ordenanza Municipal Reguladora Uso Vías Ciclistas “de la que seguimos esperando respuesta  a las alegaciones presentadas por Equo y otros colectivos el pasado  septiembre 2013”.

Para ver la noticia en los informativos de Onda luz Costa Noroeste clikea aquí:

 

Comentarios cerrados.